Instan-taneas de Nong Khiaw, Laos

“¿Qué tendrán esos lugares mágicos, pequeños rincones esparcidos por todo el mundo, que te permiten ver un panorama infinito enfrente tuyo?” – me pregunté, en un diálogo mental mientras me sentaba en un banco de madera, y el sol caía en mi cara. Un panorama enfermo en contradicción, que te permite viajar, instantáneamente, al pasado, al presente y la futuro. Lo que, en un principio, son montañas, casas y ríos, se transforma en un inmenso mapa que recorre nuestra vida, de acá para allá, de este a oeste, de norte a sur.

IMG_8831

La caminata había sido larga y difícil. Calor, humedad y varias paradas para descansar. No sabíamos lo que nos esperaba arriba. Solo un pequeño cartel al inicio del camino nos dio un avance: “Sunset view”. Si tardamos más o menos de lo que el cartel sugería, sinceramente no recuerdo. Fue unos pasos después de iniciar la subida que mi mente se dispuso a viajar, preparándose para expandir sus límites una vez haya llegado a la cima.

Un par de horas después, dimos los pasos finales. Nos sacamos las zapatillas. Cada uno eligió un punto diferente para sentarse. Por varios (largos) minutos, nadie habló. Cada uno se encontraba inmerso en su propio trance, haciendo balances de vaya a saber uno que, viajando al pasado para encontrarse con esa persona que nos rompió el corazón o, por que no, a esa persona que lastimamos. Imaginariamente ofrecíamos nuestras disculpas, consolándonos con que eso alcanzara. Hello, from the other side.

Elegimos un punto fijo en el pasado y a partir de ahi, empezamos a recopilar momentos y memorias, hasta llegar a lo que nuestros ojos miraban. Después hicimos lo mismo, pero mirando para el futuro. Usamos como punto fijo ese instante, tan volátil y tan único. E imaginamos lo que se podría venir. Miles de caminos se abrían ante nosotros y, con todo el tiempo del mundo, exploramos las posibles alternativas. Por acá si, por acá no. Conectamos diferentes posibles escenarios y nos imaginamos su resultado. Nos entusiasmamos con algunas ideas y temimos con otras. Siempre intentando dejar lo mayor posible librado al azar. Es algo asi como una máxima viajera.

Se escucharon unos pasos, acompañados de unas voces. Nos miramos. Teníamos compañía. Salimos de nuestro trance y sonriendo, como si nada hubiera pasado, comenzamos a charlar y a contar de nuestras vidas. La noche estaba cayendo y teníamos una larga caminata en bajada. Nos despedimos sin saber que, más adelante, nuestros caminos se iban a cruzar. Eso, nuestra mente, no lo había contemplado. Comenzamos a bajar sabiendo que ya no había vuelta atrás. Cuando empezas a caminar, hay mil maneras de seguir, pero ninguna de volver. Nuestra mente se había expandido. Para siempre.

Hola! Mi nombre es Luciano y soy el creador de Una Vuelta por el Universo y Just DOxIT. Me considero un Ingeniero nómade. Me fui de casa hace ya mas de 4 años y todavía me queda mucha mas ruta por recorrer. Venis conmigo?

Leave a reply:

Your email address will not be published.

tres × cuatro =

Site Footer

Sliding Sidebar

Acerca de mi

Acerca de mi

Hola! Mi nombre es Luciano y soy el creador de Una Vuelta por el Universo. Me considero un Ingeniero nómade. Me fui de casa hace ya mas de 4 años y todavía me queda mucha mas ruta por recorrer. Venis conmigo?

Lo que anduve escribiendo

Proyecto iTravel

Viajando, mezclo mis dos pasiones. Recorrer el mundo y ser Ingeniero en Informatica. Como? Mira 👉🏼 iTravel...