El Origen. Capitulo IV

Comimos en silencio. No se cuanto tiempo. Segundos. Minutos. Horas. Perdí la cuenta. Pero en silencio. Es que lo necesitaba. Cuando no me miraba, agarraba una servilleta y me secaba las lagrimas. No me habia dado cuenta cuan movilizante es recorrer la historia de uno mismo. No es un ejercicio facil. Creo que ella tambien necesitaba el silencio. A veces escuchar puede ser estresante.


Levante los platos, y los lave. Como habia prometido. Me tome mi tiempo. No por lento. Necesitaba un ratito mas. Era hora. Volví. Recargado. Ninguno trabajaba al otro dia y, sabia, la noche iba a ser larga. Me estaba esperando. Se prendió otro cigarrillo. Me miro. “Te escucho, dale”.


La despedida fue emotiva. De Londres volamos a Madrid y de ahi nos separábamos. Ellos a Argentina. Yo a Tailandia. Durante ese dia hubieron pocas palabras. Y los temas que se tocaron fueron superficiales. Todos sabíamos lo que se venía. Es algo que me pasa seguido. Los dias de las despedidas intento blindarme y dejar las emociones a un lado. Es algo que aprendí viajando. Bueno, no se si es un aprendizaje. Capaz mejor llamarlo una tecnica. Capaz pienses que soy insensi… “No, para” – me interrumpió. “Todos tenemos nuestros métodos. Despedirnos de los que nos quieren es siempre dificil. La procesión va por dentro”. Tenía razón.


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-19


En fin. Te decía. Ese dia. Fue raro. Nadie hablaba mucho. Comimos algo en el aeropuerto. Dimos unas vueltas. Llego el momento. Se les llenaron los ojos de lagrimas. A mi tambien. Me abrazaron. Fuerte. “Que seas feliz, a donde quieras que vayas” – me dijeron. No pude responder. Tenia mil cosas para decir, pero ninguna salió. Te juro, ninguna. Solo asentí. Camufle mis lagrimas. Les di la espalda. Le mostré el pasaje al agente de seguridad. Y camine. Camine sin mirar atras. Es que capaz es duro, pero si no te comes al mundo, el mundo te come a vos. En estos momentos hay que ser fuerte. Me motive pensando en todo lo que iba a venir. Les mande un mensaje. “Los quiero mucho”.


Escala de por medio, llegue a destino. Bangkok. Solo. Con todos. Pero solo. Me sellaron el pasaporte. Me saque una foto. Agarre mi mochila. Era hora. A comerse el mundo, loco.


elorigen-capituloiv-1-unavueltaporeluniverso


Me costo adaptarme. Unos dias. El calor. La humedad. La gente. El idioma. El shock. Todo. Me costaba asimilar que todo lo que habia leido en blogs y libros, ahora me estaba pasando a mi. Alguna vez te paso? Caer que todo aquello que algun dia soñaste, hoy lo estabas cumpliendo? Se rio. Asintió. Por un momento pense que ella tambien tiene una historia para contar. Algun dia la escribirá.


Se apago su cigarrillo. Admito los fuma muy despacio. Me miraba atenta. Se me cruzo por la cabeza la idea de saber si se estaba aburriendo o no. En fin, asumo me lo diría. A mi me hacia bien contar lo que estaba contando. A veces hay que ser un poco egoísta. Hay que estar bien con uno mismo para poder estar bien con el resto, no?


Lo que viene ahora es todo muy surrealista. En serio. Las cosas se sucedieron de tal manera que ni yo puedo creerlo. A veces miro para atrás y no caigo. Todo el camino recorrido. En serio fui yo? Cuando? Como? Que locura.


Tailandia fue una puerta de entrada. A todo. A la cultura. Al clima. A la gente. A la comida. A la diferencia horaria. Al mundo oriental. A la idea de entender que hay algo mas en el mundo además de la realidad que vemos todos los dias. A entender que no hay imposibles. Que no hay fronteras.


Recorrí Bangkok. Como un local. Contacte por Couchsurfing a una chica Tailandesa que se ofreció a mostrarme la ciudad. Bueno, ella no. Sus alumnos. Ellos practicaban ingles conmigo y, a cambio, me mostraban la ciudad a su manera. Estas cosas iban a ser tan comunes a partir de ahora. Los encontré en una parada de subte. Hablamos. Comimos. Me filmaron. Nos sacamos fotos. Me llevaron por lugares que nunca me hubiera imaginado. Conocí otra Bangkok. Empece a darme cuenta que estaba donde tenia que estar.


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-4


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-3


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-14


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-15


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-10


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-5


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-8


Recorrí las islas del sur. Vino un amigo de Argentina. Vinieron dos amigas argentinas que estaban en Europa. Recorrimos las islas juntos. Arenas blancas. Mares turquesas. “No te pareció un poco turístico” – me interrumpió. “Demasiado” – acote. Pero bueno. Estaba en el mapa. Ellos se fueron y yo seguí. Seguí hasta Phuket. Y te nombro Phuket porque para mi es muy importante.


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-13


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-12


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-18


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-9


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-2


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-6


Mediante Workaway contacte a una escuelita en Phuket, ofreciéndome como voluntario. Lo hice mientras estaba en Italia, casi sin saber lo que hacía. Me dijeron que si. Te juro. Querían que sea voluntario en una escuela en Asia. Entendes? Iba a enseñar en el otro lado del mundo. Me explotaba el corazón de felicidad. Era algo indescriptible.


Fue todo unico. Con el correr de los dias, los nenes, al verme llegar, corrían y me abrazaban. Un día me enferme y no fui. Al otro dia vinieron y me abrazaron mas fuerte. Tenían miedo que me hubiera ido sin despedirme. Los profesores, todos extranjeros de diferentes paises, me trataron como uno mas. Jugamos al futbol. Enseñe matematica. Enseñe informatica. Nos reímos. Nos sacamos fotos. Cuanto cariño junto, por favor.


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-11


Se rio. A ella le encanta mi lado de profesor. Su sueño es que recorramos el mundo juntos, enseñando en todos los rinconcitos que se puedan. No le digas que te conte esto. Por favor.


Te dije. Iba a ser todo surrealista. De repente me despertaba y un micro me pasaba a buscar. Me llevaba a una escuela en el sur de Tailandia. Los nenes me daban un cariño inmenso. Me trataban tan bien. Era feliz. Lo confirme. Estaba donde tenia que estar.


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-21


elorigen-capituloiv-unavueltaporeluniverso-7


Me quede en silencio unos minutos.


“Por que el silencio? – me pregunto. “Es que a veces no lo entiendo”. “Que cosa no entendes?” – me dijo. “Como logre lo que logre”. “El universo provee si se le sabe pedir” – acoto.


“Tengo un vino. Lo abrimos, dale?”.

Hola! Mi nombre es Luciano y soy el creador de Una Vuelta por el Universo y Just DOxIT. Me considero un Ingeniero nómade. Me fui de casa hace ya mas de 4 años y todavía me queda mucha mas ruta por recorrer. Venis conmigo?

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Diez − 1 =

Site Footer

Sliding Sidebar

Acerca de mi

Acerca de mi

Hola! Mi nombre es Luciano y soy el creador de Una Vuelta por el Universo. Me considero un Ingeniero nómade. Me fui de casa hace ya mas de 4 años y todavía me queda mucha mas ruta por recorrer. Venis conmigo?

Lo que anduve escribiendo

Proyecto iTravel

Viajando, mezclo mis dos pasiones. Recorrer el mundo y ser Ingeniero en Informatica. Como? Mira 👉🏼 iTravel...