Extractos de mi diario de viaje. Sydney

Posted by | No Tags | Australia · Coordenadas por el universo · Oceania

Era Sabado e igual madrugamos. Queríamos escapar. Escapar de la ciudad. De la rutina. De esa asfixia. De ese no se que, que no entendemos  por que lo sentimos. Fueron dos horas de viaje, pero para nosotros cambio el mundo.
18072016
“Que maldicion la de las ciudades grandes, no? Las amas, pero las odias. Te dan todo. Y te dan ganas de no querer nada de ellas.” Sydney… que ciudad rara. Es hermosa. Sus paisajes son únicos y cada detalle es digno de contemplarlo una y otra vez. Pero a su vez te atrapa. Una fuerza oculta que no te deja contemplar todo. O el todo. Como decía, la maldicion de una ciudad grande.
“Que etapa rara esta del viaje” – le dije. “Mira que rara sera que a veces me olvido que estoy viajando.” Nos compramos una van sabias? Para al menos tener una excusa y salir a recorrer. Hasta que nos vayamos. Para disfrutar. Para llenar los ojos.
Miramos las montañas. Nos cautivamos con ese azul intenso, inexplicable, que se mezclaba con el celeste del cielo. Celeste oculto, atrás de las nubes. Nos abrigamos. Nos desabrigamos. Nos abrigamos de vuelta. Caminamos. Bajamos. Subimos. Descansamos. Comimos. Nos alejamos. Nos despejamos. Abrimos la mente. Esa que cada día amenaza con cerrarse un poquito mas. Nosotros, los viajeros, resistimos. Hacemos fuerza. No queremos que se cierre. La abrimos, a la fuerza.
Pasan los dias. Nos bajamos del colectivo. Caminamos con melancolía. Tenemos el mar a dos cuadras pero nos toma mas de una semana verlo en detalle. A veces, déjame confesarte, nos despertamos pensando en el día que nos vayamos. Es un rival grande Sydney. No es fácil. Pero algo vamos a inventar. Déjame irme a dormir con esa sensación. Déjame mirar esas montañas. Déjame seguir soñando. Eso fue lo que me trajo aca.

No Comments

Leave a comment

cuatro × 4 =