¿Qué ves cuando te ves?

Posteado por | · | Una serie de relatos espontáneos e impensados

“¿Queres mirarte en el charco de agua?” – me preguntó, entusiasmada.
“No sé, tengo miedo” – le respondí , titubeando
“¿Miedo? ¿Por qué?”
“¿Y si mi yo del espejo no es lo que quiero?” – pregunté, un poco a ella, un poco a mí.
“¿Qué quisieras ver?”

 

Sueños realizados, y muchos sin cumplir.
Ciudades caminadas, países visitados y un mapa entero sin descubrir.
Un corazón roto, que aprendió a sanarse, sin ocultar las heridas, orgulloso de las marcas que llevará por siempre.
Huellas firmes y claras, en dirección norte, que nunca retrocedan y que, solo cuando sea necesario, pisen al costado, para apreciar mejor el panorama.
Alguien que durmió bajo las estrellas, con la luna iluminando como un faro.
Alguien que se despertó con los primeros rayos del sol, emocionado de solo saludarlo.
Arrepentimientos por lo que hice y no por lo que dejé de hacer.
Pocos “que hubiera pasado si…” y muchos “menos mal que me animé”.
Saltos al vacío.
Llantos tan fuertes como las Cataratas del Iguazú y lágrimas tan frecuentes como la misa de los domingos.
Despedidas que duelan y abrazos que duren. Así se que, lo que viví, valió la pena.
Imanes de puertos, souvenirs de terminales y postales de aviones.
Alguien decidido, que no se frena por miedo a equivocarse.
Alguien que no se ate a los esquemas, que haga el amor un martes por la mañana, que tome una copa de vino un jueves por la tarde y que escuche Ismael Serrano un viernes por la noche.
Un cúmulo de noches de risas, con botellas vacías, flores quemadas y recuerdos borrosos.
Alguien que no le tiene miedo al que dirán.
Alguien que avanza, paso a paso, sin apuro ni prisa.

 

“Arrimate. Dale. Es hora” – me susurró.

Di un paso hacia delante. Me miré.

“¿Qué ves?”

Hice silencio. Sonreí. Me sonrió.


Sin comentarios (por ahora). ¡Déjame uno!

Deja un comentario

13 − 13 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.