fbpx

4

Mierda. Ya son cuatro años.
Cuatro años desde esas lágrimas de mi viejo en Ezeiza.
Cuatro años desde que le di la espalda a mi vieja, solo para que no viera como lloraba.
Cuatro años desde que besé la cabeza de mi sobrina, sin poder mirarla a los ojos. ¿Cómo iba a decirle a ella y a mi hermana que me iba a perder sus primeros años de infancia?
Cuatro años desde que me subí a ese avión, sabiendo que iba a ser para largo.

Cuanto pasó durante cuatro años.

Durante cuatro años entendí que no hay una sola verdad. Entendí que algunos quieren alcanzar el cielo. Otros buscamos laquear el carbón.
Durante cuatro años rompí con las fronteras, esas barreras ideológicas que solo quieren limitarnos.
Durante cuatro años conocí culturas tan diversas como tu mente pueda imaginar.
Durante cuatro años hablé con miles de desconocidos.
Durante cuatro años me hice miles de amigos.
Durante cuatro años viajé en avión 1987 horas. Creo.
Durante cuatro años le di lugar al silencio, cuando hacía falta. Y a la voz, cuando lo necesitaba. Y a vos, cuando me lo pedías.
Durante cuatro años me conocí a mi mismo. O al menos intenté.
Durante cuatro años viajé solo. Y viaje de a dos. Y viajé de a muchos.
Durante cuatro años pasó tanto que me da miedo pensarlo.
Durante cuatro años me desperté a cualquier hora para ver los partidos de Boca. Solo quería festejar los goles a la distancia con mi viejo. Gol carajo.
Durante cuatro años lloré de felicidad. Y de tristeza.
Durante cuatro años bendije haber decidido este estilo de vida.
Durante cuatro años lo maldije. Varias veces.
Durante cuatro años crecí más de lo que había crecido en veinticinco.
Durante cuatro años me dediqué a ser feliz.
Durante cuatro años me enfoqué en quererme a mi mismo. ¿Alguna vez lo intentaste?
Durante cuatro años escuché demasiadas historias. En la playa. En una casa. En las montañas. En distintas lenguas.
Durante cuatro años conté la mía, muchas veces más.
Durante cuatro años viajé por los paisajes más hermosos que mis ojos pudieran haber visto. No solo por su belleza natural. Sino porque yo lo elegí.
Durante cuatro años me superé, día a día.
Durante cuatro años persigo la utopía. Animate. Dale.

Hace cuatro años este blog no existía.
Hace cuatro años que dejé, asumo, amores fugaces que me atormentaban.
Hace cuatro años me escapé de rutinarias ideologías.
Hace cuatro años rompí con estereotipos y estructuras.
Hace cuatro años lo volví a intentar.
Hace cuatro años me fui, para arrancar una vuelta por el universo.

Cuatro años siendo plenamente feliz. ¿Ves que se puede?

Una Vuelta por el Universo. 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.